cocina arte restaurante cadiz

¿Qué valores identifican a la cocina como arte?

En La Curiosidad de Mauro Barreiro, nuestro restaurante en Cádiz, somos expertos en tatuar paladares con nuestro inconfundible sello. Entendemos la gastronomía como un arte mayor y queremos mostrarte el porqué de esta agradable consideración que engrandece nuestro noble oficio.

No hay duda de que la cocina se ha convertido, especialmente durante las últimas décadas, en un arte. Alimentarse ya no es el único y exclusivo afán que mueve a los visitantes de los mejores establecimientos culinarios. La exigencia del público es uno de los grandes motivos que han elevado a la gastronomía hasta los cielos. Sin embargo, nosotros cultivamos nuestras propias inquietudes. ¿Quieres saberlas? Aquí te contamos algunos de nuestros secretos.

mano restaurante cadiz

1. Búsqueda de la emoción

¿En qué se diferencian el David de Miguel Ángel y nuestro tiradito de presa ibérica al estilo Nikkei-Marroquí? ¿Se parecen la Traviata de Verdi y nuestro exquisito carabinero con cebolla, morcilla, esponja de tinta y americana de chiles dulces? Las diferencias son evidentes, sin embargo, ambos persiguen el mismo objetivo, que no es otro que el que despertar la emoción en el receptor.

Si definimos al arte como una expresión humana de la emotividad, queda claro que la gastronomía es arte. La diferencia está en el sentido a deleitar. La cocina activa el gusto y lo eleva emocionalmente hasta generarle una sensación de placer, lo que supone una muestra clara de su valor artístico.

2. Finalidad estética

La emoción es una máxima que sólo se consigue a través de la estética, y este es un dogma imprescindible del arte, pues hablamos de una manifestación humana destinada a generar la sensación de belleza en alguno de nuestros sentidos.

Gracias al liderazgo de Mauro Barreiro, en nuestro restaurante en Cádiz, la búsqueda de la belleza es uno de los principios incuestionables que nos motivan para ofrecer lo mejor de nosotros a los comensales, quienes a la vista, al gusto, tacto y al olfato, sienten como todos los encantos de la gastronomía penetran en su ser.

3. Gusto por la innovación

Si algo ha caracterizado desde tiempos remotos a los artistas más admirados, es su gusto por el riesgo. La repetición mata al arte y por ello, los máximos representantes de esta manifestación mantienen su compromiso con la innovación como un signo irrenunciable de su personalidad.

La alta gastronomía se rige por estos mismos patrones. En perpetuo matrimonio con el riesgo y comprometidos con nuestra manera de ser, perseguimos constantemente nuevos sabores, innovando y empleando las técnicas más novedosas para conseguir sorprendentes interpretaciones de los alimentos de siempre. No tenemos miedo a la desconocido, lo cual contribuye decisivamente al valor artístico de nuestra cocina.

hortalizas restaurante cadiz

En La Curiosidad de Mauro Barreiro, nuestro restaurante en Cádiz, tenemos claro el valor artístico de la cocina. ¿Qué piensas tú? Ven a visitarnos y todas tus dudas se resolverán.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *